Sin aquellos que nos precedieron, nada seríamos

«Sin aquellos que nos precedieron, nada seríamos» (Sierva de Dios Zita de Borbón-Parma)   Oración para pedir la Beatificación de la Sierva de Dios Zita de Borbón-Parma Dios, Padre nuestro, que rescataste el mundo por el anonadamiento de tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo. Él, siendo rey, se hizo servidor y dio su vida por la…

El que ama al Señor se acuerda siempre de él

«El que ama al Señor se acuerda siempre de él, y el recuerdo de Dios hace brotar la oración. Si no te acuerdas del Señor, tampoco orarás. Sin la oración, el alma deja el amor de Dios, pues a través del canal de la oración es como llega la gracia del Espíritu Santo. Por la…

Maqueronte

Un delgado hilo de luz rompe la lúgubre y espesa tiniebla del calabozo, escurriéndose por una diminuta hendija del inmenso e inexpugnable muro de piedra. Junto al silencioso haz de luz, se abre paso un suave murmullo: es el viento fresco de primavera soplando sobre el monte Moab —desde el Mar Muerto— contra el abrupto…

En la plenitud del tiempo, vino el Amor

Cuando el primer hombre eligió espontáneamente experimentar el mal y comprometió su libertad con una ilusión, sumergió su luz en las tinieblas. Su alma se convirtió en un vacío, un abismo, una nada, y la noche descendió sobre las profundidades de su espíritu. Pero en la tiniebla siguió con hambre de luz, en el caos…

Novena en honor del santo Niño Jesús

«Al comenzar la santa novena en honor del santo Niño Jesús, mi espíritu se ha sentido como renacer a una vida nueva. El corazón se siente demasiado pequeño para contener los bienes del cielo. El alma se siente deshacerse completamente ante la presencia de nuestro Dios, que se ha hecho carne por nosotros. ¿Cómo resignarse…

El arte como belleza de la fe y la vida consagrada como confesión gozosa de la misma

Después de no pocos años acompañando diferentes experiencias pastorales con muchas congregaciones religiosas tanto masculinas como femeninas he elaborado una reflexión que hoy quisiera compartir con vosotros, al menos algunos puntos. 1) La belleza atrae, envuelve y enamora. Podemos decir que la vida religiosa hoy, ciertamente no es bella, porque no atrae, sino que llora la…