El genocidio de los cristianos, un desaire contra la humanidad

14491-800x532

Reunión de los Patraircas católicos de ritos orientales.  Foto: AsiaNews

Atacados por guerras, emigración e inseguridad, las comunidades cristianas ya se han reducido a una “pequeña grey” en la indiferencia internacional. Un pedido al Papa Francisco y a la comunidad internacional. Católicos y ortodoxos comparten los mismos problemas. El fin de los cristianos en Oriente sería “un estigma de vergüenza para todo el Siglo XX”.

Diname (AsiaNews)- Esperando contra toda esperanza” y poniéndose en las manos de “justicia de Dios”: con esta conciencia el Consejo de patriarcas católicos de Oriente publicó ayer el comunicado final de su sesión anual (10-11 de agosto de 2017), se realizó en Dimane (norte del Líbano), sede estival del patriarcado maronita.

No sin tristeza, los patriarcas reprochan a la comunidad internacional el asistir al apagarse-a causa de la inseguridad y de la emigración, una después de la otra de las iglesias en Irak, Siria y también Palestina, Líbano y hasta Egipto, sin que su reacción esté a la altura de la tragedia. Ellos advierten que si este estado de cosas continuará, se tratará de un “verdadero proyecto de genocidio” y de “un desaire contra la humanidad”.

El mensaje de ellos coincide con la publicación de cifras elocuentes sobre la disminución de los cristianos en varios países de Oriente Medio, en particular Irak, Siria y Tierra Santa. En este último espacio compartido desde el punto geográfico entre Israel y los Territorios ocupados, los cristianos representan solo el 1,2% de la población; en Siria, por efecto de la guerra, su número cayó de 250 mil a 100 mil, según estadísticas recientes. Y mientras tanto al patriarca de los caldeos le cuesta convencer a los cristianos de la llanura de Nínive a reconquistar su suelo natal, reconquistado a Daesh.

En un “pedido general” un poco confuso, quizás por haber sido escrito a diversas manos, donde la esperanza de mezcla de gritos y a los lamentos, los patriarcas afirman: “Es tiempo de lanzar un pedido profético como testimonio de la verdad… estamos invitados a permanecer ligados a nuestra identidad oriental y a ser fieles a nuestra misión.

Asumiendo el cuidado de la pequeña grey, nosotros, los patriarcas orientales, estamos afligidos por asistir a la hemorragia humana de los cristianos que abandonan sus tierras natales en Oriente Medio”.

Los opresores que obran con plena condición de causa, los insensatos que abusan de nuestro pacifismo, sabemos que la justicia de Dios tendrá la última palabra. A nuestros fieles, decimos que nosotros nos asemejamos a la levadura en la pasta, a la luz que brilla en un mundo sediento del espíritu vivificador. Permanecemos radicados en la tierra de nuestros padres y antepasados, esperando contra toda esperanza en un futuro en el cual, como componentes de un patrimonio auténtico y específico, estaremos comprendidos como fuentes de enriquecimiento para nuestras sociedades y para la Iglesia universal en Oriente y en Occidente”.

Debemos permanecer ligados a la proclamación de la verdad en la caridad y a proclamar con valentía la legitimidad de la separación entre Estado y religión en la constitución de nuestras patrias y de la igualdad de todos por derechos y deberes, sin mirar a la pertenencia religiosa o comunitaria. Se trata de una condición sine qua non para que sean asegurados los cristianos y los otros pequeños componentes nacionales”.

Pedido a la comunidad internacional

A las naciones Unidas y a los países interesados en modo directo de la guerra en Siria, Irak y palestina (Rusia, EEUU, Irán, Qatar, Turquía, Arabia Saudita- Ndr) nosotros pedimos terminar con las guerras, cuyos objetivos son ya muy claros: destruir, matar, alentar el éxodo, relanzar las organizaciones terroristas, difundir el espíritu de intolerancia y de conflicto entre las religiones y las culturas. La continuación de esta situación y la incapacidad en establecer una paz justa, global y duradera en la región, asegurando el retorno de los refugiados y de los evacuados a sus casas en la dignidad y en la justicia, quedará como un estigma de vergüenza para todo el siglo XXI”.

Pedido del Papa Francisco

Al sucesor de Pedro, le decimos que estamos listos para responder al pedido por la santidad, siguiendo al Salvador en el camino de la Pasión. Pero recordamos también que nosotros representamos a las iglesias florecidas de Oriente desde la época apostólica…y cuya existencia está en un real peligro”.

Todos hemos participado de conferencias, seminarios, realizado encuentros; hemos buscado transmitir al mundo asquerosidad de la suerte infligida al pueblo cristiano. ¡Pero no somos una “nación” con largas fronteras o que atraiga la atención de los gigantes de las finanzas; nosotros somos lamentablemente una “pequeña grey” pacífica! Una pequeña grey que no cuenta sobre ningún otra cosa sino vosotros para invitar a los grandes que presiden los destinos del mundo, que continúan alentando el éxodo de los cristianos de Oriente Medio y sin duda a un proyecto de genocidio, una catástrofe humana, como también un jaque a la civilización y un desaire para toda la humanidad”.

Arriesgan cerrar las escuelas en Líbano

En otra parte, el comunicado registra la secuencia ecuménica tradicional, emitido el primer día, con la presencia de los patriarcas orientales ortodoxos y la visita al jefe de estado. Como es obvio, los patriarcas ortodoxos orientales comparten las mismas preocupaciones y está frente a los mismos desafíos.

El comunicado expresa también la inquietud del Secretariado de las escuelas católicas de Líbano (que acogen el 70% de la población escolástica), frente a la aprobación de la nueva tabla salarial de la cual se benefician los docentes y que irá a aumentar al menos del 20% los costos del funcionamiento. El secretario prevé que numerosas escuelas gratuitas, subvencionadas por el estado, especialmente en la provincia y en el mundo rural, serán incapaces de hacer frente a los aumentos y deberán cerrar. Ellos, por lo tanto han expresado su preocupación en el ver a “centenares” de docentes verse desocupados y pedir al Estado libanés suplir los aumentos generados.

El comunicado no faltó de presentar al Líbano como un modelo democrático, que todos los países árabes deberían imitar, a causa del principio de la separación entre Estado y religión; y en concreto piden el retorno de los evacuados (siros y palestinos, Ndr) acogidos en Líbano y que convirtieron en “una pesada carga y una amenaza para la seguridad política, económica y social” del país.

El Nuncio y el Estado islámico

El Nuncio en Líbano, Mons. Gabriele Caccia intervino el primer día para asegurar la atención del Papa y de la Iglesia universal hacia la Iglesia de Oriente, como lo testimonia el Sínodo de 2010 y la siguiente exhortación apostólica: “Ecclesia in Medio Oriente”, promulgada por Benedicto XVI justamente en Líbano en 2012.

Él hizo notar que después de las “primaveras árabes”, surgió el llamado “Estado islámico”, “una novedad en la historia de la región. La intención era quizás dar un rol regional más marcado a una organización musulmana internacional. Pero su duración en el poder resultó muy reducida, haciendo volver la situación al punto de partida, no sin tensiones internas e internacionales”. “Se inicia  –concluyó el Nuncio– a ver un borrador de solución negociada y política de la cuestión, sostenida por las grandes potencias, en particular Rusia y los americanos. Esperemos que ella pueda reconducir a la paz, a la justicia y a la estabilidad”.

Entre los participantes al encuentro están: los patriarcas católicos  Béchara-Raï (maronitas); Ignace Youssef Younan III (siro-católicos); Joseph Absi (griego-melquitas católicos); Ibrahim Isaac Sidrak (patriarca emérito copto católico, presidente del consejo de los patriarcas y obispos católicos de Egipto); Louis Raphaël I Sako (caldeo); Gregorio Bédros XX (armenio católico);  William Shomali (representante de Mons. Pierbattista Pizzaballa, administrador apostólico del patriarcado latino de Jerusalén).

Entre los religiosos presentes en le sesión ecuménica: patriarca Youhanna X (griego-ortodoxo); patriarca Ignatius Ephrem II (Siro-ortodoxo); Catholicos Aram I (armenio ortodoxo);  Salim Sahyouni (presidente de la Comunidad evangélica en Siria y Libano).

Fuente: AsiaNews

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s