¿A dónde estás cuando no estás contigo?

El hombre recogido antepone el cuidado de su ánima a todos los cuidados. El que tiene verdadero cuidado de sí, poco habla de otros.

Nunca serás recogido y espiritual si no callares las cosas ajenas y especialmente mirares a ti mismo.

Si del todo te ocupares en Dios y en ti, poco te moverá lo que sientes de fuera.

¿A dónde estás cuando no estás contigo?

Después de haber discurrido por todas las cosas, ¿qué has ganado si de ti te olvidaste?

Tomás de Kempis. Imitación de Cristo. Tratado Segundo. Cap. 5, 8-12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s