Como provisión de viaje

el

Como provisión de viaje y a la manera de bordón que tu mano nunca ha de olvidar, toma este dulce verso, léelo a menudo en devota plegaria:

Jesús y María, en camino sed mi compañía,
En todo tiempo y lugar queredme bien guardar,
Que mala senda no me atraiga ni pesadilla me distraiga
Que de fuera venga o de dentro provenga.

Esta santa oración es breve para ser leída, ligera para llevarla, fácil para recordarla, dulce para meditarla, eficaz para proteger, fiel para custodiar, atractiva para viajar, graciosa para recrear, jovial para consolar, poderosa para ayudar, prudente para guiar por el recto camino de la vida eterna a todo pobre romero…

Van con esta santa oración mejores compañeros y más poderosos soldados que no llevaron todos los reyes y príncipes del mundo; y santos más encumbrados, que todos los santos del cielo y de la tierra.

Tomás de Kempis, El Valle de los Lirios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s