Métodos recomendados para rezar el Santo Rosario (San Luis María Grignion de Montfort) (I)

Métodos recomendados
para rezar el Santo Rosario

 

Y atraer sobre sí la gracia
de los Misterios de la Vida, Pasión
y Gloria de Jesús y de María

 

PARTE I | PARTE II | PARTE III

PRESENTACIÓN

Como se podría esperar de un misionero popular, San Luis María quería hacer del libro, El Secreto Admirable del Santísimo Rosario, un instrumento de apostolado. Con este fin, propone cinco métodos o fórmulas prácticas para rezarlo con provecho. Los reunimos aquí entresacándolos de distintas obras del Santo. Los dos primeros métodos (n. 1-6) constituyen la parte final del SAR; el tercero (n. 7-15), que es como la combinación de los dos primeros, se halla en un libro antiguo (1761) de instrucciones y oraciones a uso de las Hijas de la Sabiduría; los dos últimos se encuentran en el Libro de sermones del P. de Montfort.

Estos métodos tienen un carácter marcadamente cristológico; en ellos la alabanza y la intercesión de María nos llevan a la contemplación de Cristo, conforme a la misión de la Madre de Jesús, que consiste en conducirnos al Hijo.

Los métodos son también una ayuda pedagógica para hacer del Rosario una verdadera oración de alabanza divina y santificación humana por la contemplación de los misterios de la vida, de la pasión y de la gloria de Jesús y de María.

PRIMER MÉTODO

«Ven, Espíritu Santo», etc.

Ofrecimiento general del Santo Rosario

1 Me uno a todos los santos del cielo, a todos los justos de la tierra y a todas la almas fieles de este lugar. Me uno a ti, Jesús mío, para alabar dignamente a tu Santísima Madre y alabarte en Ella y por Ella.

Renuncio a todas las distracciones que me sobrevengan durante este Rosario. Quiero rezarlo con modestia, atención y devoción, como si fuera el último de mi vida.

Te ofrecemos, Santísima Trinidad, este Credo para honrar todos los misterios de nuestra fe; este Padrenuestro y estas tres Avemarías para honrar la unidad de tu esencia y la trinidad de tus personas.

Te pedimos fe viva, firme esperanza y ardiente caridad. Credo, Padrenuestro y tres Avemarías.

Ofrecimiento particular de cada decena.

MISTERIOS GOZOSOS

2 1ª decena: La Encarnación.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta primera decena en honor de tu Encarnación en el seno de María. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de Ella, una profunda humildad. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Encarnación, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


2ª decena: La visitación.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta segunda decena en honor de la Visitación de tu Santísima Madre a su prima Santa Isabel y de la santificación de San Juan Bautista. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, una perfecta caridad para con el prójimo. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Visitación, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


3ª decena: El Nacimiento de Jesús.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta tercera decena en honor de tu Nacimiento en el establo de Belén. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, el desapego de los bienes de la tierra y al amor a la pobreza y a los pobres. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio del Nacimiento de Jesús, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


4ª decena: La Presentación.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta cuarta decena en honor de tu Presentación en el templo y Purificación de María. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, gran pureza de cuerpo y alma. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Presentación de Jesús, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


5ª decena: El Hallazgo de Jesús.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta quinta decena en honor de haberte encontrado María en medio de los doctores. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, la verdadera sabiduría. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio del Hallazgo de Jesús en el templo, desciende a nuestras almas. R/. Amén.

MISTERIOS DOLOROSOS

3 6ª decena: La Agonía de Jesús.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta sexta decena en honor de tu Agonía mortal en el Huerto de los Olivos. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, la contrición de nuestros pecados. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Agonía de Jesús, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


7ª decena: La Flagelación de Jesús.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta séptima decena en honor de tu flagelación sangrienta. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, la mortificación de nuestros sentidos. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Flagelación, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


8ª decena: La Coronación de espinas.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta octava decena en honor de tu Coronación de espinas. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, el desprecio del mundo. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Coronación de espinas, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


9ª decena: La Cruz a cuestas.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta novena decena en honor de tu Cruz a cuestas camino del Calvario. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, paciencia en todas nuestras cruces. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Cruz a cuestas de Jesús, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


10ª decena: La crucifixión y muerte de Jesús.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta décima decena en honor de tu Crucifixión y Muerte ignominiosa en el Calvario. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, la conversión de los pecadores, la perseverancia de los justos y el alivio de las almas del Purgatorio. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria

Gracias del misterio de la Crucifixión y Muerte de Jesús, desciende a nuestras almas. R/. Amén.

MISTERIOS GLORIOSOS

4 11ª decena: La Resurrección.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta undécima decena en honor de tu Resurrección gloriosa. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, el amor de Dios y el fervor en tu santo servicio. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Resurrección, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


12ª decena: La Ascensión.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta decimosegunda decena en honor de tu Ascensión triunfante. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, deseo ardiente del cielo, nuestra Patria querida. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Ascensión, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


13ª decena: La Venida del Espíritu Santo.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta decimotercera decena en honor del misterio de la Venida del Espíritu Santo sobre la Iglesia. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, la venida del Espíritu Santo a nuestras almas. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Venida del Espíritu Santo, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


14ª decena: La Asunción de María.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta decimocuarta decena en honor de la Resurrección y gloriosa Asunción de tu Santísima Madre. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de Ella, tierna devoción para con tan buena Madre. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemaría y Gloria.

Gracias del Misterio de la Asunción de María, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


15ª decena: La Coronación de María.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta decimoquinta decena en honor de la Coronación de tu Santísima Madre en el cielo. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de Ella, la perseverancia en la gracia y la corona de la gloria. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Gracias del misterio de la Coronación de María, desciende a nuestras almas. R/. Amén.

CONCLUSIÓN

5 Te pedimos, Señor Jesús, por los quince misterios de tu Vida, Pasión y Muerte y por tu Gloria y méritos de tu Santísima Madre, concedas la conversión a los pecadores, prestes ayuda a los agonizantes, liberes a las almas del Purgatorio y nos des a todos tu gracia para vivir y morir cristianamente y tu gloria para verte cara a cara y amarte durante la eternidad. R/. Amén.

SEGUNDO MÉTODO

Método¹ más corto para celebrar la vida, muerte y gloria de Jesús y de María con la recitación del Santo Rosario y para disminuir las distracciones de la imaginación.

6 Para ello, hay que agregar después del nombre de JESÚS de cada Avemaría una palabrita que nos traiga a la memoria el misterio que se contempla en cada decena, en la siguiente forma, por ejemplo:

MISTERIOS GOZOSOS

En la primera decena: Jesús encarnado.
En la segunda decena: Jesús santificador.
En la tercera decena: Jesús niño pobre.
En la cuarta decena: Jesús sacrificado.
En la quinta decena: Jesús santo de los santos.

Al final se dice: -Gracias de los misterios gozosos, desciende a nuestras almas y hazlas verdaderamente santas. R/. Amén.

MISTERIOS DOLOROSOS

En la primera decena: Jesús agonizante.
En la segunda decena: Jesús azotado.
En la tercera decena: Jesús coronado de espinas.
En la cuarta decena: Jesús cargado con la cruz.
En la quinta decena: Jesús Crucificado.

Al final se dice: -Gracias de los misterios dolorosos, desciende a nuestras almas y hazlas verdaderamente pacientes. R/. Amén.

MISTERIOS GLORIOSOS

En la primera decena : Jesús resucitado.
En la segunda decena: Jesús que sube al cielo.
En la tercera decena: Jesús que te envía la plenitud del Espíritu.
En la cuarta decena: Jesús que te resucita.
En la quinta decena: Jesús que te corona en el cielo.

Al final se dice: -Gracias de los misterios gloriosos, desciende a nuestras almas y hazlas eternamente bienaventuradas. R/. Amén.

TERCER MÉTODO

del Señor de Montfort para rezar con fruto el Santo Rosario
a uso de las Hijas de la Sabiduría

7 Me uno a todos los santos del cielo, a todos los justos de la tierra y a todas la almas fieles de este lugar. Me uno a ti, Jesús mío, para alabar dignamente a tu Santísima Madre y alabarte en Ella y por Ella.

Renuncio a todas las distracciones que me sobrevengan durante este Rosario. Quiero rezarlo con modestia, atención y devoción, como si fuera el último de mi vida. R/. Amén Te ofrecemos, Santísima Trinidad, este Credo para honrar todos los misterios de nuestra fe; este Padrenuestro y estas tres Avemarías para honrar la unidad de tu esencia y la trinidad de tus personas. R/. Amén

Te pedimos fe viva, firme esperanza y ardiente caridad.

Credo, Padrenuestro y tres Avemarías.

En cada misterio, después de las palabras y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús, se añade una palabra para recordar de modo especial el misterio. Por ejemplo: Jesús encarnado, Jesús santificador, etc., como se indica para cada decena.

PRIMERA CORONA

MISTERIOS GOZOSOS

La Encarnación

8 Te ofrecemos, Señor Jesús, esta primera decena en honor de tu Encarnación en el seno de María. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de Ella, una profunda humildad. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Se añade: Jesús encarnado.

Gracias del misterio de la Encarnación, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


La visitación

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta segunda decena en honor de la Visitación de tu Santísima Madre a su prima Santa Isabel y de la santificación de San Juan Bautista. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, una perfecta caridad para con el prójimo. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Se añade: Jesús santificador.

Gracias del misterio de la Visitación, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


El Nacimiento de Jesús

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta tercera decena en honor de tu Nacimiento en el establo de Belén. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, el desapego de los bienes de la tierra y al amor a la pobreza y a los pobres. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Se añade: Jesús niño pobre.

Gracias del misterio del Nacimiento de Jesús, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


La Presentación en el Templo

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta cuarta decena en honor de tu Presentación en el templo y Purificación de María. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, gran pureza de cuerpo y alma. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Se añade: Jesús sacrificado.

Gracias del misterio de la Presentación de Jesús, desciende a nuestras almas. R/. Amén.
El Hallazgo de Jesús.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta quinta decena en honor de haberte encontrado María en medio de los doctores. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de Ella, la verdadera sabiduría. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Se añade: Jesús Santo de los santos.

Gracias del misterio del Hallazgo de Jesús en el templo, desciende a nuestras almas. R/. Amén.

Al final de esta primera corona se dice el «Magnificat»

SEGUNDA CORONA

MISTERIOS DOLOROSOS

La Agonía

9 Te ofrecemos, Señor Jesús, esta sexta decena en honor de tu Agonía mortal en el Huerto de los Olivos. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, la contrición de nuestros pecados. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Jesús Agonizante.

Gracias del misterio de la Agonía de Jesús, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


La Flagelación

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta séptima decena en honor de tu flagelación sangrienta. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, la mortificación de nuestros sentidos. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Jesús azotado.

Gracias del misterio de la Flagelación, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


La Coronación de espinas

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta octava decena en honor de tu Coronación de espinas. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, el desprecio del mundo. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Jesús coronado de espinas.

Gracias del misterio de la Coronación de espinas, desciende de nuestras almas. R/. Amén.


La Cruz a cuestas

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta novena decena en honor de tu Cruz a cuestas camino del Calvario. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, paciencia en todas nuestras cruces. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Jesús cargado con la cruz.

Gracias del misterio de la Cruz a cuestas de Jesús, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


La crucifixión

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta décima decena en honor de tu Crucifixión y Muerte ignominiosa en el Calvario. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, la conversión de los pecadores, la perseverancia de los justos y el alivio de las almas del Purgatorio. R/ .Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Jesús crucificado.

10 En esta decena, antes de cada ‘avemaría’, pedimos a Dios, por intercesión de los nueve coros angélicos, las gracias que necesitamos.

Santos serafines, pidan a Dios, etc. Dios te salve, María, etcétera.
Santos querubines, pidan, etc.
Santos tronos, pidan, etc.
Santas dominaciones, pidan, etc.
Santas virtudes, pidan, etc.
Santas potestades, pidan, etc.
Santos principados, pidan, etc.
Santos arcángeles, pidan, etc.
Santos ángeles, pidan, etc.
Todos los santos y santas del paraíso, pidan, etc.

Gloria al Padre

Gracias del misterio de la Crucifixión y Muerte de Jesús, desciende a nuestras almas. R/. Amén.

11 Al final de la segunda corona se rezan de rodillas las siguientes oraciones.

Oración compuesta por el Sr. de Montfort para pedir y alcanzar de Dios la divina Sabiduría² .

Dios de nuestros padres, Señor de las misericordias, Espíritu de la verdad, yo —pobre creatura— me prosterno ante tu divina Majestad, consciente de la infinita necesidad en que me hallo de tu divina Sabiduría que he perdido a causa de mis pecados y pongo toda mi confianza en la promesa infalible que has hecho a cuantos te la imploren sin dudar: Hoy vengo a pedírtela con toda la insistencia posible y con la humildad más profunda. Envíanos, Señor, esa Sabiduría que se mantiene siempre ante tu trono. Envíanosla para sostener nuestra debilidad, iluminar nuestras mentes, inflamar nuestros corazones, hablar y obrar, trabajar y sufrir de acuerdo contigo, orientar nuestros pasos y llenar nuestras almas con las virtudes de Jesucristo y los dones del Espíritu Santo, pues solamente ella posee, todos tus tesoros. Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo, te pedimos el tesoro infinito de tu Sabiduría, por las entrañas misericordiosas de María, por la sangre preciosa de tu amadísimo Hijo y por el deseo ardentísimo que tienes de comunicar tus dones a tus desheredadas criaturas. ¡Escucha, escucha Señor, nuestra plegaria! Amén.

12 Oración a San José
Dios te salve, José, varón justo, la Sabiduría está contigo, bendito eres tú entre todos los hombres y bendito, Jesús, el fruto de María, tu fiel esposa. San José, digno padre nutricio de Jesucristo, ruega por nosotros, pecadores, y alcánzanos de Dios la divina Sabiduría, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Esta oración se reza tres veces

TERCERA CORONA

MISTERIOS GLORIOSOS

La Resurrección

13 Te ofrecemos, Señor Jesús, esta undécima decena en honor de tu Resurrección gloriosa. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, el amor de Dios y el fervor en tu santo servicio. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Jesús resucitado.

Gracias del misterio de la Resurrección, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


La Ascensión

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta decimosegunda decena en honor de tu Ascensión triunfante. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, deseo ardiente del cielo, nuestra Patria querida. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Jesús que sube al cielo.

Gracias del misterio de la Ascensión, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


Pentecostés

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta decimotercera decena en honor del misterio de la Venida del Espíritu Santo sobre la Iglesia. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de tu Santísima Madre, la venida del Espíritu Santo a nuestras almas. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Jesús que te envía la plenitud del Espíritu Santo.

Gracias del misterio de la Venida del Espíritu Santo, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


La Asunción de María

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta decimocuarta decena en honor de la Resurrección y gloriosa Asunción de tu Santísima Madre. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de Ella, tierna devoción para con tan buena Madre. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemaría y Gloria. Jesús que te resucita.

Gracias del Misterio de la Asunción de María, desciende a nuestras almas. R/. Amén.


La Coronación de María.

Te ofrecemos, Señor Jesús, esta decimoquinta decena en honor de la Coronación de tu Santísima Madre en el cielo. Y te pedimos, por este misterio y por intercesión de Ella, la perseverancia en la gracia y la corona de la gloria. R/. Amén.

Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria. Jesús que te corona.

14 En esta decena, antes de cada ‘avemaría’, pedimos a Dios, por intercesión de todos los santos, las gracias que necesitamos.

Arcángel San Miguel y todos los santos patriarcas, pidan a Dios, etc. Dios te salve, María, etc.
San Abraham y todos los santos patriarcas, pidan, etc. San Juan Bautista y todos los santos profetas, pidan, etc. Santos Pedro y Pablo y todos los santos apóstoles, pidan, etc.
San Esteban, San Lorenzo y todos los mártires, pidan, etc. San Hilario y todos los santos pontífices, pidan, etc.
San José y todos los santos confesores, pidan, etc.
Santa Catalina, Santa Teresa y todas las santas vírgenes, pidan, etc.
Santa Ana y todas las santas mujeres, pidan, etc.

Gloria al Padre’, etc.

Gracias del misterio de la coronación de María, desciende a nuestras almas. R/. Amén.

15 Al final de esta tercera corona se dice la oración siguiente:

Oración a la Santísima Virgen

Dios te salve, María, Hija amabilísima del eterno Padre, Madre admirable del Hijo, fidelísima Esposa del Espíritu Santo, Templo augusto de la Santísima Trinidad.

Dios te salve, Princesa soberana, a quien todo está sometido en el cielo y en la tierra.

Dios te salve, Refugio seguro de los pecadores, Nuestra Señora de la misericordia, que a nadie jamás has rechazado.

Por más pecador que yo sea, me arrojo a tus pies y te ruego me obtengas del buen Jesús, tu querido Hijo, la contrición y el perdón de todos mis pecados, junto con la divina Sabiduría.

Me consagro enteramente a ti con todo lo que tengo. Te tomo desde hoy por mi Madre y Señora. Trátame pues como el último de tus hijos y al más sumiso de tus siervos. Escucha Princesa mía, escucha los suspiros de un corazón que desea amarte y fielmente servirte. Que jamás se diga que de todos los que a ti han recurrido sea yo el primer abandonado.

¡Oh esperanza mía, oh vida mía, oh mi fiel e inmaculada Virgen María! Defiéndeme, aliméntame, escúchame, instrúyeme y sálvame. R/. Amén.

V. Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del altar. R/. Sea para siempre bendito y alabado.

V. ¡Oh Jesús! ¡Mi amable Jesús! ¡Oh María, Madre de Jesús y Madre nuestra bondadosa! ¡Dígnate concedernos tu santa bendición!
R/. Amén

V/. ¡Soporta nuestras debilidades! ¡Escucha nuestra plegaria! ¡Y defiéndenos del mundo y del demonio!
R/. Amén.

La Superiora dice: ¡Bendígannos ahora y siempre Jesús y su dulce Madre!

Fuente: Traditio-op.org


¹ Aquí está el Misionero, el hombre práctico, que ofrece estrategias para ayudar a rezar con atención ¡No las despreciemos!

² A fines de 1.713, volvió Montfort por última vez a Poitiers, donde permaneció un solo día. Allí lo esperaba su primera discípula, María Luisa de Jesús, cofundadora de la Congregación de las Hijas de la Sabiduría. Dialogan en tor- no al naciente instituto y sus comunes ideales. En cierto momento, María Luisa recita de memoria esta oración que Montfort había compuesto años atrás y ha- bía enseñado a esta alma selecta. Montfort le expresa su complacencia. «Y decir, hija mía, que yo la había casi olvidado!». Ver Sab 9,1-18.

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s