Aceptar el no saber

el

San Pablo nos dice: «El ojo no ha visto, el oído no ha oído, a nadie se le ocurrió pensar lo que Dios ha preparado para los que lo aman» (1Cor 2,9). La única forma de llegar allí es aceptar el no saber. El deseo, o más bien la exigencia, de tener certeza en todo es un obstáculo para poder navegar viento en popa en el océano de nuestra confianza en Dios.

Thomas Keating, Invitación a amar, Cap. XI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s