Abba, dime una palabra edificante sobre cómo salvarme

el

Un hermano acudió al Abba Macario y le dijo: «Abba, dime una palabra edificante sobre cómo salvarme». El anciano le dijo: «Ve al cementerio e injuria a los muertos». El hermano fue, los insultó y les tiró piedras. Cuando regresó le contó al anciano lo que había sucedido. El anciano le preguntó: «¿Y te dijeron algo?». «Nada», replicó. El anciano le dijo: «Vuelve mañana y alábalos». El hermano fue y alabó a los muertos, diciendo: «Apóstoles, santos, justos». Entonces volvió al anciano y dijo: «Los he exaltado». El anciano le preguntó: «¿Y no te respondieron nada?». El hermano dijo: «Nada». El anciano le dijo: «Has visto cuánto los has injuriado y no te dijeron nada, y cuánto los has alabado y no te han dicho nada. Así, si quieres ser salvado, sé como los muertos y no pienses sobre los insultos ni las alabanzas de la gente, y podrás ser salvado».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s