Nuestra inteligencia enmudece admirada ante este misterio

Nuestra inteligencia enmudece admirada ante este misterio: el Creador se reviste de lo creado; el Eterno e invisible acepta para sí la forma temporal y transitoria del ser; el Espíritu que trasciende toda intelección se ha hecho carne y nos ha dado la posibilidad de tocarle con nuestras manos y de verle con nuestros ojos corporales; impasible se ha entregado a los sufrimientos. La vida sin comienzo se ha unido a la muerte.

Archimandrita Sophrony, La oración. Experiencia de eternidad, Parte II, Cap 1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s