Si usted es capaz de ayunar

Si usted es capaz de ayunar, usted hará bien en observar algunos días más allá de lo que están clasificadas por la Iglesia, porque además el efecto normal del ayuno en el crecimiento de la mente, el sometimiento de la carne, es lo que confirma la bondad, y la obtención de una recompensa celestial, es…

«El ayuno de los amigos del Esposo» (cf. Mt 9,15)

Evangelio según San Mateo 9,14-17. Se acercaron a Jesús los discípulos de Juan y le dijeron: “¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacemos nosotros y los fariseos?”. Jesús les respondió: “¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será…

Ayuno

El ayuno en sí no es una virtud, pues lo observan los buenos y los malos, los cristianos y los paganos. Los antiguos filósofos lo guardaban y recomendaban, sin que por eso fueran virtuosos ni pusieron en práctica ninguna virtud ayunando; el ayuno solo y es virtud cuando va acompañado de las condiciones que lo…

«Entonces el demonio lo dejó»

«Entonces el demonio lo dejó, y unos ángeles se acercaron para servirlo.» (Mt 4, 11) De la misma manera que el deseo de la luz es propio de los ojos sanos, el deseo de la oración es propio del ayuno llevado con discernimiento. Cuando un hombre empieza a ayunar, desea que los pensamientos de su…