Diario de Santa María Faustina Kowalska, Nº377

Sobre la confesión. De la confesión deberíamos obtener dos beneficios: nos confesamos para ser sanados; para ser educados; nuestras almas necesitan una continua educación, como el niño pequeño. Oh Jesús mío, entiendo profundamente estas palabras y sé por experiencia que un alma con sus propias fuerzas no llegará lejos, se cansará mucho sin hacer nada…

Mons. Fulton J. Sheen – El Calvario y la Misa – Parte Primera

EL CONFITEOR⁴ «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen» (Lc 23, 24)   La Misa comienza con el Confiteor. El Confiteor es una plegaria en la que confesamos nuestros pecados y pedimos a nuestra Madre Santísima y a los santos que intercedan ante Dios por nuestro perdón, ya que sólo los limpios de corazón…

«Yo soy un confesor»

A uno que un día le preguntaba cuál era su misión en la tierra [el padre Pío] le contestó con una sola frase: «Yo soy un confesor». Y la verdad era que el padre Pío pasaba en el confesionario un número incalculable de horas. Los días de fiesta o de mayor asistencia, una vez celebrada…

I. IV. El Desierto de Magdalena. La compunción

“Le son perdonados sus muchos pecados puesto que amo mucho” (Lc 7,7) Aceptemos la tradición que venera a María Magdalena en el desierto de la Sainte Beaume. El monaquismo la honra como Patrona. Medita los versos que le dedica el Evangelio y síguela de corazón en su retiro. Su ejemplo te infundirá grandes ánimos. No…

El Peregrino Ruso – Capítulo Quinto

PROLOGO Para muchos de nuestros contemporáneos la pregunta tradicional: «Decidme cómo puedo salvarme», ha dejado de tener sentido. ¿De qué habría que salvar a un hombre bien naturalmente bueno o bien «normalmente anormal»? Las únicas actitudes que se ofrecen al «hombre de hoy» son un optimismo desmentido no obstante por la realidad cotidiana, un pesimismo…