Mons. Fulton J. Sheen – El Calvario y la Misa – Prólogo

El sacerdote que no ha permanecido cerca del fuego del tabernáculo, no puede arrojar chispas desde el púlpito. Nuestra clase sacerdotal está mejor ilustrada a la luz del martirio. Llamamos la atención de nuestro prójimo no por ser un individuo corriente, sino por ser otro Cristo. Mons. Fulton J. Sheen   Hay ciertas cosas en…

Oh Santa Hostia

Oh Santa Hostia, en la que está encerrado el testamento de la Divina Misericordia para nosotros y, especialmente para los pobres pecadores. Oh Santa Hostia, en [la que] está oculto el Cuerpo y la Sangre del Señor Jesús como testimonio de la infinita misericordia hacia nosotros y, especialmente, hacia los pobres pecadores. Oh Santa Hostia,…

El Presbiterio: La sede y la cátedra

La sede Las características de la sede vienen bien señaladas en la Instrucción General del Misal Romano, del que se extraen las siguientes indicaciones 310. La sede del sacerdote celebrante debe significar su ministerio de presidente de la asamblea y de moderador de la oración. Por lo tanto, su lugar más adecuado es vuelto hacia…

El Presbiterio: El ambón y la Cruz

El ambón La Palabra revela la Historia de la Salvación: Cristo se dirige al fiel cristiano y éste responde con la fe y, con ello, se prepara para participar en el banquete eucarístico. El ambón, como verdadero espacio cultual distinto, reúne a la asamblea alrededor del libro, antes de que ésta se reúna en el…

El Presbiterio: El Altar

Las primeras referencias bíblicas al altar se encuentran en San Pablo: “No podéis beber del cáliz del Señor y del cáliz de los demonios. No podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios” (1 Cor. 10,21); “Nosotros tenemos un altar del que no tienen derecho a comer los que…

Eucatástrofe – Gramática Eucarística

La estructura interna de la Misa es la siguiente: en la primera parte de la Celebración se nos lee la Palabra de Dios. Que en definitiva consiste en un inmenso y agobiante cúmulo de consignas y mandatos y consejos y directivas en orden a alcanzar la perfección. Perfección que no consiste en colmar el propio…

Asamblea dominical

Una vez reunido el pueblo de Dios La descripción del desarrollo de la Misa, al principio del Misal, empieza con estas palabras: “una vez reunido el pueblo de Dios”. Todo empieza con la reunión de los bautizados que viven en un lugar determinado. La Eucaristía es la expresión más alta de la vida de la…

La Cena del Cordero – Capítulo II

Capítulo II Entregado por vosotros LA HISTORIA DEL SACRIFICIO La frase de la Misa que me había dejado fuera de combate era el «Cordero de Dios», porque sabía que este Cordero era Jesucristo mismo. Tú también lo sabes. Tal vez hayas cantado o recitado un millar de veces las palabras: «Cordero de Dios, que quitas el…