Lectio Divina III

Parte II Avanzando con este proceso de asimilación de la Palabra, de transformación interior por asimilación de la Palabra, después de leer, rumiar, guardar, es bueno, en esta tercera instancia de la oración, que se genere este desafío a responderla… Una respuesta que no debe ser en absoluto, como decíamos, ni cambiar de tema ni…

Lectio Divina II

Parte I Sobre la base de estos pasos dados, de este tiempo de disposición y de lectura reposada del texto, comienza la instancia en que empezar a rumiar el texto, como le decían los Padres… Rumiar un texto sagrado no significa pensarlo y pensarlo y pensarlo… reflexivamente, mentalmente, tratando de ver qué significa esto y…

Lectio Divina I

El plan de este día es abordar de un modo muy somero consignas, pautas, sobre la Lectio Divina, este arte milenario con que el cristianismo amonedó un modo muy concreto, muy práctico, muy disciplinado también, con que tratar con Dios. Es ciertamente la escuela de oración originaria de todas. No hay nada previo a la…

Cuaresma: Salmo 119

Charla dada por el Sacerdote de la parroquia San León Magno de Murcia y Peniteciario de la S.I. Catedral de Santa María de Murcia, Don Fernando Colomer Ferrándiz (Licenciado en Teología y Doctor en Filosofía) sobre el Salmo 119. Meditación de Cuaresma de 2015, vídeo 1 de 3.

«Entonces ayunarán» (Mt 9,15)

† Evangelio según San Mateo 9,14-15 Se acercaron a Jesús los discípulos de Juan y le dijeron: “¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacemos nosotros y los fariseos?”. Jesús les respondió: “¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les…

«Guardáos de la levadura de los fariseos y de Herodes» (Mc 8,15)

† Evangelio según San Marcos 8,14-21 Los discípulos se habían olvidado de llevar pan y no tenían más que un pan en la barca. Jesús les hacía esta recomendación: “Estén atentos, cuídense de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes”. Ellos discutían entre sí, porque no habían traído pan. Jesús se…

¡Tú eres el Hijo de Dios!

«Los espíritus inmundos, al verlo caían a sus pies gritando: ¡Tú eres el Hijo de Dios!» (Mc 3, 11) Unos y otros se arrojaban a los pies del Señor, los que tenían mal de enfermedades corporales, y los que estaban atormentados por los espíritus inmundos; los primeros con la intención de obtener la salud; los…

Habla, Señor

«Habla, Señor, que tu servidor escucha» (1 Sa 3, 9).  

Ven y verás

«Responde Natanael: —¿Acaso puede salir algo bueno de Nazaret? Le dice Felipe: —Ven y verás». (Jn 1, 46)

«Que Dios tenga piedad y nos bendiga, ilumine su rostro sobre nosotros»

Evangelio según San Lucas 2,16-21. Los pastores fueron rápidamente y encontraron a María, a José, y al recién nacido acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que habían oído decir sobre este niño, y todos los que los escuchaban quedaron admirados de lo que decían los pastores. Mientras tanto, María conservaba estas cosas y…

Están de pie delante del Cordero contemplando su gloria

Evangelio según San Mateo2,13-18 Después de la partida de los magos, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y permanece allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”. José se levantó,…