«Alégrate, llena de gracia» (Lc 1,28)

¿Cómo hablar? ¿Qué elogio podré yo hacer de la Virgen gloriosa y santa? Ella está por encima de todos los seres, exceptuando a Dios; es, por naturaleza, más bella que los querubines y todo el ejército de los ángeles. Ni la lengua del cielo, ni la de la tierra, ni incluso la de los ángeles…

Sobre «Garabandal, solo Dios lo sabe»

Por el P. Justo Antonio Lofeudo He leído y escuchado comentarios sobre “Garabandal, sólo Dios lo sabe”, la película que en estos días a tantos amantes de la Santísima Virgen y también a curiosos sobre aquellos acontecimientos está atrayendo y dando que hablar. Entre aquellas opiniones me gustó particularmente la del director de cine Juan Manuel Cotelo…

La tendencia más fuerte de María

«La tendencia más fuerte de María es la de unirnos a Jesucristo, su Hijo, y la más viva tendencia del Hijo es que vayamos a Él por medio de su Santísima Madre. Obrar así es honrarlo y agradarle, como sería honrar y agradar a un rey el hacerse esclavo de la reina para ser mejores…

La Señora me habló

Cierto día fui a la orilla del río Gave a recoger leña con otras dos niñas. En seguida oí como un ruido. Miré a la pradera, pero los árboles no se movían. Alcé entonces la cabeza hacia la gruta y vi a una mujer vestida de blanco, con un cinturón azul celeste y sobre cada…

El amor de la Madre de Dios

Nosotros nunca entenderemos del todo el amor de la Madre de Dios, pero sabemos que cuanto mayor es el amor, mayores son los sufrimientos del alma; cuanto más completo el amor, más completo el conocimiento; cuanto más ardiente el amor, más ardiente la oración; cuanto más perfecto el amor, más santa la vida. Archimandrita Sophrony,…

Lourdes

El 11 de Febrero de 1858, Bernardita, su hermana y una amiga van a recoger leña por los prados y se acercan gruta de Massabielle, el “cubil de los cerdos”. Por delante de la gruta pasaba un arroyo y el agua estaba muy fría. Las dos niñas más pequeñas, aunque llorando por el frío, cruzaron…

María en la vida oculta de Jesús

Alguien podría pensar que a María le resultaba fácil creer, dado que vivía a diario en contacto con Jesús. Pero es preciso recordar, al respecto, que habitualmente permanecían ocultos los aspectos singulares de la personalidad de su Hijo. Aunque su manera de actuar era ejemplar, él vivía una vida semejante a la de tantos coetáneos…

«Magnificat» (Lc 1,46-56)

† Evangelio según San Lucas 1,46-56 María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque él miró con bondad la pequeñez de su servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su…

El milagro de Guadalupe en la tilma de Juan Diego

Y el Gobernante Obispo muchísimas cosas le preguntó, le investigó, para poder cerciorarse, dónde la había visto, cómo era Ella, todo absolutamente se lo contó al Señor Obispo. Y aunque todo absolutamente se lo declaró, y en cada cosa vió, admiró que aparecía con toda claridad que Ella era la Perfecta Virgen, la Amable, Maravillosa…

Y al llegar cerca del cerrito llamado Tepeyac ya amanecía

Y al llegar cerca del cerrito llamado Tepeyac ya amanecía. Oyó cantar sobre el cerrito, como el canto de muchos pájaros finos; al cesar sus voces, como que les respondía el cerro, sobremanera suaves, deleitosos, sus cantos sobrepujaban al del coyoltototl y del tzinitzcan y al de otros pájaros finos. Se detuvo a ver Juan…

Concebida sin la falta original

Evangelio según San Lucas 1,26-38 El sexto mes envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen prometida a un hombre llamado José, de la familia de David; la virgen se llamaba María. Entró el ángel a donde estaba ella y le dijo: —Alégrate, llena de gracia, el Señor…