Gustave Thibon

No juzguéis

Los hombres suelen oscilar continuamente entre dos errores contrarios: es su tosca manera de remedar la unidad divina y de mantener a toda costa la balanza equilibrada entre esas migajas de verdad que son los errores. Esta balanza que permite pesar todo lo que puede ser pesado (es decir, todo lo que tiene peso y número: lo finito), es el sentido de lo universal y de lo trascendente.

La balanza recibe en sus platillos pesos que varían sin cesar, pero ella misma permanece inmutable. Símbolo de la justicia imparcial, se sitúa por encima de las cosas variadas y mudables que se hallan sometidas a sus leyes: no es posible ser imparcial cuando uno está comprometido a fondo en lo parcial. El sabio vive ya, al menos con el alma, en la unidad trascendente: es el “justo” de la Sagrada Escritura, “el hombre espiritual que juzga de todo y no es juzgado por nadie”.

Porque en cierto sentido, el justo habita más allá de la justicia, la balanza, que puede pesarlo todo, no se puede pesar a sí misma.

Gustave Thibon

About

https://www.facebook.com/carolina.dejesus.138

0 comments on “No juzguéis

Deja un comentario

error:
%d bloggers like this: