Tomás de Kempis

Anotad las palabras, 
desentrañad los misterios, imitad los ejemplos

Anotad las palabras,
desentrañad los misterios,
imitad los ejemplos.
El que socorre al hermano indigente,
coge de la mano a Jesús…
El que deplora la culpa de otro
y pide perdón para él,
lava y enjuga los pies de Jesús…
El que presta al hermano un libro de piadosa lectura,
brinda a Jesús el vino mejor.
El que se impone la prohibición de hablar palabras ociosas,
ahuyenta las moscas de la mesa de Jesús.
El que se niega a escuchar murmuraciones y habladurías poco honestas,
da de bastonazos y ahuyenta de la casa de Jesús al negro can…
El que al oír faltas ajenas, las lamenta y deplora profundamente,
pone la mano sobre las sagradas llagas de Jesús y las unge.
El que refiere buenos ejemplos y virtudes de sus prójimos,
alegra los ojos de Jesús con hermosas flores.
El que disimula la infamia y el escándalo del prójimo,
cubre con vestidos el cuerpo desnudo de Jesús…
El que lee o canta para solaz del hermano endeble o enfermo,
se junta con los ángeles para recrear con música a Jesús en su cuna.

Tomás de Kempis, El Jardín de las Rosas.

About

https://www.facebook.com/carolina.dejesus.138

0 comments on “Anotad las palabras, 
desentrañad los misterios, imitad los ejemplos

Deja un comentario

%d bloggers like this: