Juan de Cronstadt Oración

El hombre es movido a la oración por todo lo creado

El alma, incluso a su pesar, es movida a la alabanza cuando contempla el cielo estrellado, pero más todavía cuando, al contemplar el cielo y las estrellas, nos representamos la bondad de Dios hacia la humanidad, el amor infinito con el que ama al hombre, él que por nuestra salvación «no perdonó a su Hijo único» (Rom 8, 32). Es imposible que no glorifiques a Dios si recuerdas que fuiste creado de la nada, que fuiste predestinado desde la fundación del mundo a la felicidad eterna, sin ninguna razón, sin ninguna proporción a tus méritos; si recuerdas los favores que Dios te ha otorgado a lo largo de toda tu vida con vistas a tu salvación, los innumerables pecados que te ha perdonado, y no una o dos veces, sino un número incalculable de veces, la profusión de dones naturales que te ha concedido, desde la salud hasta el aire que respiras, hasta la gota de agua.

Aunque no queramos, nos mueve a la alabanza ver, maravillados, la variedad infinita de las criaturas en el reino animal, en el reino vegetal y en el reino mineral. ¡Qué sabia organización existe por todas partes, desde lo infinitamente grande a lo infinitamente pequeño! Del corazón se escapa una alabanza espontánea, y exclamamos: «¡Qué maravillosas son tus obras, Señor! Todo lo has creado con sabiduría» (Sal 104, 24). ¡Gloria a ti, Señor, que has creado todas las cosas!

Juan de Cronstadt,  Mi vida en Cristo.

About

https://www.facebook.com/carolina.dejesus.138

0 comments on “El hombre es movido a la oración por todo lo creado

Deja un comentario

error:
%d bloggers like this: