El que ama al Señor se acuerda siempre de él

«El que ama al Señor se acuerda siempre de él, y el recuerdo de Dios hace brotar la oración. Si no te acuerdas del Señor, tampoco orarás. Sin la oración, el alma deja el amor de Dios, pues a través del canal de la oración es como llega la gracia del Espíritu Santo. Por la oración el hombre se guarda del pecado, pues el espíritu en estado de oración está absorto en Dios: humildemente, permanece delante del Rostro del Señor que su alma conoce»

Archimandrita Sophrony, Escritos de san Silouan el Athónita, Cap 2.

Deja un comentario