Oración

La Puerta de la Esperanza

sunrise.jpg

Hijo mío, desde que pronuncias estas palabras: “Amor sin límites”, desde que das a esta realidad suprema un lugar en tu corazón, abres una puerta, la puerta que hace entrar en el reino de libertad y de luz.

Es la puerta de la esperanza, el dintel de la ampliación de tu ser.

Esperanza: espera de lo que viene. Espera cargada de amor, fundada sobre el amor. Pues no se espera más que lo que se ama.

No confundas tus “esperanzas” en plural con tu “esperanza” en singular. Tus esperanzas, es decir, las cosas particulares, limitadas, que quisieras ver realizarse y que frecuentemente no corresponden más que a un querer egoísta; tal éxito, por ejemplo, o tal curación. Eso son esperanzas. No es la esperanza.

La esperanza: un anhelo, un deseo, una espera que no llevan solamente a un objeto particular sino al conjunto de tu destino. No se trata sólo de la porción limitada de una curva sino de la totalidad de esta curva.

Si consideras solamente un fragmento de la curva de tu vida puedes tener la impresión de un fracaso, de una quiebra. Pero mira toda la línea de tu vida con una confianza inspirada por el amor. La muerte misma, de importancia tan grande, no es más que un momento, un punto de la curva. El amor no muere. Nada de lo que es amor se pierde.

La puerta de la esperanza está abierta ante ti y nadie podrá cerrarla. ¿Cómo se presenta, de hecho, esta puerta? Es la puerta de la ocasión que el amor te ofrece a cada instante.

Piensas en la serie de ocasiones fallidas en el curso de tu vida. Te dices a veces: “¡Si hubiera sabido! ¡Si en tal circunstancia hubiera obrado de otra manera! ¡Si pudiera volverlo a hacer!”. No es posible rehacer lo que se ha hecho. Sí, hay ocasiones perdidas; no volverán más. Pero estas ocasiones perdidas no son nada en comparación con las que hay ahora, en comparación con las que yo te ofrezco en este mismo momento.

La puerta de la ocasión presente, que es también la puerta de la esperanza, está delante de ti, en cada minuto. Varía en cada hombre. No te sientes a la puerta esperando que vengan a abrirla y creyendo que está cerrada. No tienes más que empujarla ligeramente y se abrirá por completo.

En el momento en que pases el umbral, el amor sin límites vendrá a ti. Es ya, por mi parte, algo más que amor prometido. Es ya amor dado. Pero en este mundo, mientras estés en esta vida, puedes romper la unión. Esta unión es aún imperfecta. Estamos todavía en los esponsales; hay esperanza más que posesión. Pero empieza a andar con la esperanza que tienes, con tu joven, primaveral, tu verde esperanza.

Espera en tu Señor-amor aun cuando te parezca que vas a ser triturado. La cima de la esperanza es esperar contra toda esperanza.

La esperanza es sin límites porque procede del amor sin límites y se abre sobre él. El amor sin límites, ¿no ha puesto en tu dedo ese anillo de esponsales que es la esperanza sin límites?

Extracto de “Amor sin límites” de Un Monje de la Iglesia de Oriente

About

https://www.facebook.com/carolina.dejesus.138

0 comments on “La Puerta de la Esperanza

Deja un comentario

error:
%d bloggers like this: