¿También tú tienes miedo, Padre?

Eremitas Camaldulenses de Montecorona

Abba Nesteros el grande, iba por el desierto con un hermano y al ver un dragón, huyeron. Le dijo el hermano: «¿También tú tienes miedo, Padre?». Y le respondió el anciano: «No temo, hijo, pero es conveniente que huya, porque si no, no podría huir del espíritu de la vanagloria».

 

Deja un comentario