Pobreza

Lee Jeffries©Lee Jeffries

Si sabemos practicar la caridad, sabremos rendir culto a Dios y tomar el camino de la eternidad. Por la caridad dejamos que Dios lleve a cabo su obra en nosotros. Por la caridad nos abandonamos totalmente en Dios. Y es Él quien obra en nosotros, y nosotros obramos en Él, por Él y con Él.

No existe relación más auténtica con Dios que en el encuentro con los pobres. Ahí está el origen de la vida en Dios: la pobreza.

Nuestro Padre es pobre. Quizá sea un rostro de Dios que se nos escapa y nos repugna porque no hemos encontrado de verdad al «Hijo del Hombre, [que] no tiene dónde reclinar la cabeza» (Mt 8, 20)

Cardenal Robert Sarah, Dios o nada

Deja un comentario