You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
Advertisements

«Las lágrimas son la sangre del alma» (San Agustín)

«Los que siembran con lágrimas, cosechan con cantos alegres» (Salmo 126,5)

«Preguntó un monje al anciano, diciendo: ¿cómo es que el alma se deleita en las pasiones? El anciano respondió: el alma se deleita en las pasiones, pero el Espíritu de Dios es quien la llena. Debemos, por consiguiente, llorar y estar atentos a aquellas cosas inmundas que hay en nosotros, rogando a Dios, que es poderoso en todo, que corte en nosotros las semillas malignas. María, por consiguiente, cuando se inclinaba para llorar en el sepulcro, se le apareció inmediatamente el Señor, y su dolor se trocó en alegría. Así es el alma, si ama las lágrimas» (Martín, Obispo de Dumio. Sentencias de los Padres Egipcios).

«+ Una vez, cuando se hacía la adoración por nuestra patria, un dolor estrechó mi alma y empecé a orar de modo siguiente: Jesús Misericordiosísimo, Te pido por la intercesión de Tus Santos y, especialmente, por la intercesión de Tu Amadísima Madre, que Te crió desde la niñez, Te ruego bendigas a mi patria. Jesús, no mires nuestros pecados, sino las lagrimas de los niños pequeños, el hambre y el frío que sufren. Jesús, en nombre de estos inocentes, concédeme la gracia que Te pido para mi patria. En aquel instante vi al Señor Jesús con los ojos llenos de lagrimas y me dijo: Ves, hija Mía, cuánta compasión les tengo; debes saber que son ellos los que sostienen el mundo» (Diario de Santa María Faustina Kowalska, Nº286)

«El corazón se purifica con lágrimas y suspiros. Un suspiro con dolor del alma es igual a dos baldes de lágrimas. Lloremos nuestros pecados, esperando siempre el amor y la clemencia divina. Sumerjamos el alma en fuentes de lágrimas. No reduzcan la oración solamente a palabras. Conviertan su vida en una permanente oración a Dios» (San Paisios)

Advertisements

0 comments on “Lágrimas

Deja un comentario

error: @caminitoespiritual.com
%d bloggers like this: