Este es un mensaje de la Santísima Virgen, María del Rosario de San Nicolás. Es del día en que mi papá se cayó en la puerta de casa. ¡Cuánto me has amparado, Madre, bajo tu Manto en estos años!
Bendita seas María Santísima, excelsa Madre de Dios.

Gladys, extiendo hoy Mi Manto Maternal, porque quiero Cobijar a los desamparados. Aliento a los cristianos a querer ponerse bajo Mi Amparo, cual polluelos en las alas de su madre. Tengo Mi Corazón para mis hijos. Auxilio quiero darles. Es Mi deseo mantenerlos cerca del Señor. Las Glorias sean a El.
Predícalo.
– 17/04/2010

Deja un comentario