La oración perfecta

«La oración es perfecta cuando reune la fe y la confesión; el leproso demostró su fe postrándose y confesó su necesidad con sus palabras» (San Juan Crisóstomo, Homilía sobre S. Mateo, 25).

Deja un comentario