You dont have javascript enabled! Please download Google Chrome!
Advertisements
Ultimas conversaciones

No hay que dejar que la bondad degenere en debilidad

No hay que dejar que la bondad degenere en debilidad. Cuando se ha reprendido a alguien justamente, hay que mantenerse firmes, sin dejarse ablandar hasta el punto de acongojarse por haber causado dolor, por ver sufrir y llorar. Correr tras la afligida para consolarla es hacerle más daño que provecho. Dejarla a solas consigo misma es obligarla a recurrir a Dios para reconocer sus faltas y humillarse. De otra manera, se acostumbraría a recibir consuelo después de una reprimenda merecida y, en las mismas circunstancias, actuaría siempre como una niña mimada que grita y patalea hasta que su madre viene a secarle las lágrimas.

Santa Teresa del Niño Jesús, CA 18.4.4.

Advertisements

0 comments on “No hay que dejar que la bondad degenere en debilidad

Deja un comentario

error: @caminitoespiritual.com
%d bloggers like this: