Amor, con amor se paga

Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras (escribe san Juan). Es fácil amar de palabra y de boca, pero amar de verdad y con obras es una tarea muy difícil. Se trata de amar hasta dar la vida, amar hasta que duela como diría Santa Teresa de Calcuta.

Amar en los pequeños detalles de cada día: “hacedlo todo por Amor. Así no hay cosas pequeñas: todo es grande. La perseverancia en las cosas pequeñas, por Amor, es heroísmo.” (San Josemaría Escrivá de Balaguer, Camino n.813)

Y… ¿por donde podríamos empezar? Aquí te paso una lista de cosas recomendadas por un santo: 

  • Esa palabra acertada, el chiste que no salió de tu boca; 
  • la sonrisa amable para quien te molesta; 
  • aquel silencio ante la acusación injusta; 
  • tu bondadosa conversación con los cargantes y los inoportunos; 
  • el pasar por alto cada día, a las personas que conviven contigo, un detalle y otro fastidiosos e impertinentes… 
  • Esto, con perseverancia, sí que es sólida mortificación interior.

(San Josemaría Escrivá de Balaguer, Camino n.173)

Deja un comentario