Diario de Santa María Faustina Kowalska, Nº205

17499554_1521738091170970_1333704866156830620_n

+Pascua de resurrección. Hoy durante la ceremonia pascual, vi al Señor Jesús [en] un gran esplendor se acercó a mí y me dijo: Paz a ustedes, hijos Míos, y levantó la mano y nos bendijo. Las llagas de las manos y de los pies, y del costado no estaban borradas sino resplandecientes. Luego me miró con tanta benevolencia y amor, que mi alma se sumergió totalmente en Él, y me dijo: Has tomado gran parte en Mi Pasión, por eso te doy esta gran participación en Mi gloria y en Mi alegría. Toda la ceremonia pascual me pareció un minuto. Un extraño recogimiento envolvió mi alma y se mantuvo durante toda la fiesta. La amabilidad de Jesús es tan grande que es imposible expresarla.

Deja un comentario