Santa María Faustina Kowalska

Diario de Santa María Faustina Kowalska, Nº243

17796491_1525040634174049_6971650651379692846_n

Agradeceré al Señor Jesús por cada humillación, rogaré especialmente por la persona que me ha dado la oportunidad de humillarme. Me anonadaré a favor de las almas. No reparar en ningún sacrificio, tirándose bajo los pies de las hermanas como una pequeña alfombra, sobre la cual pueden no solo caminar, sino que pueden también limpiarse los pies. Mi lugar está bajo los pies de las hermanas. Lo procuraré en la práctica de manera inadvertida para los ojos humanos, basta que Dios lo vea.

 

0 comments on “Diario de Santa María Faustina Kowalska, Nº243

Deja un comentario

error:
%d bloggers like this: