Esencial

Cuanto mas logremos almacenar en nuestras almas a través de la oración silenciosa, más podremos dar en nuestra vida activa.
Tenemos necesidad de silencio para ser capaces de tocar las almas.
Lo esencial no es lo que nosotros decimos, sino lo que Dios nos dice a nosotros y por nuestro medio.
Todas nuestras palabras serán inútiles si no nos brotan desde dentro.
Las palabras que no esparcen la luz de Cristo contribuyen a aumentar la oscuridad.

 

Madre Teresa de Calcuta. Orar. Su pensamiento Espiritual. Buenos Aires: Editorial Planeta, 1998.

 

Deja un comentario