Esther de Waal Silencio

La recuperación del silencio

Ser introducido en la serena profundidad de las cosas que me rodean, pero que a menudo no soy capaz de ver, es un buen punto de partida para el tema sobre el que invito a reflexionar en este capítulo, a saber: la recuperación del silencio.

En él se encuentra uno de los instrumentos más asequibles y poderosos para profundizar y enriquecer mi vida. Un instrumento que puedo descuidar, con el peligro que ello conlleva; pero que también tengo la tentación de evitar, porque puede ser aterrador encontrar ese silencio interior que yace en la raíz de mi ser. Como dice Rothko, el silencio da en la diana.

Resulta muy fácil hablar del silencio y leer cientos de sugerentes libros sobre él. Sin embargo, corremos el riesgo de eludir sus exigencias y su realidad, porque las palabras sobre el silencio pueden convertirse en otra adquisición consumista, otra herramienta para la vida espiritual que compramos y almacenamos en nuestros estantes.

Por ello, conviene prestar atención a los artistas, poetas y escritores, pues ellos siempre han sabido que el silencio constituye un elemento vital en su labor creativa. A cierto nivel yo también lo sé. No obstante, siempre me ha parecido tremendamente difícil evadirme de las ocupaciones, las distracciones y el ajetreo continuo a fin de conservar la calma y generar tranquilidad a mi alrededor durante al menos un tiempo razonable.

Esther de Waal, Invitación al asombro, Cap. 3

About

https://www.facebook.com/carolina.dejesus.138

0 comments on “La recuperación del silencio

Deja un comentario

error:
%d bloggers like this: