Jean Guitton

San Pedro me interrogó primero

17155536_10154491100382877_2477623309066961641_n

San Pedro me interrogó primero.
— Jean Guitton, ¿Qué has hecho de tu vida?
— He filosofado.
— ¿Qué quiere decir eso?
— He aprendido a morir.
— ¿Cómo lo aprendiste?
— Mirando a Cristo.
— ¿Quién te enseñó a mirarlo?
— La que le dio la vida y lo vio morir en la cruz. Ella fue quien me enseñó.
— ¿Cómo te lo enseñó?
— Mientras escribía un libro acerca de ella.

San Juan tomó la palabra. Él es mi santo patrono. La víspera del día en que Jesús sufrió, él reposó su cabeza en el pecho del Señor. Tal fue el sacramento por el cual recibió el conocimiento de lo insondable. Yo lo amaba. Cien años que me hablaba de ta tou kuriou pneumatika. (“Todo lo que llenaba el espíritu del Señor”) Y ahora lo veía. Su voz era más firme de lo que yo hubiese creído. Su estatura más alta. Su rostro irradiaba la luz de la Verdad.

Jean —me preguntó— ¿Qué es morir?
— Es perderlo todo, abandonarlo todo y abandonarse en manos de Dios.
— ¿Por qué es importante morir?
— Porque es el único momento de la vida en que se puede dar absolutamente todo y sin retorno.
— ¿Y qué es vivir bien?
— Es vivir cada instante como se moriría si se muriera bien.
— ¿Qué es morir bien?

Miré a Santa Teresa y la respuesta me vino, fulgurante:
— Morir de Amor.

Jean Guitton, Mi testamento filosófico.

About

https://www.facebook.com/carolina.dejesus.138

0 comments on “San Pedro me interrogó primero

Deja un comentario

error:
%d bloggers like this: